¿Sabes por qué debes usar una culata Goodshoot?

¿Cuántas veces erramos el tiro debido a un mal ajuste de la escopeta a nuestro cuerpo?

Sabemos que nuestro cuerpo, además de ir cambiando a lo largo de los años, es único en cuanto a forma: posición de los ojos y los pómulos en la cara, distancia entre el cuello y los hombros o la me­dida de los brazos y manos.

Todas estas medidas antropométricas deben ser ajustadas a cada persona para conseguir un tiro certero.

Pegar el lomo de la culata a nuestra cara, consiguiendo que la escopeta quede totalmente ajustada a nuestro cuerpo, no tan solo evita lesiones por el impacto del retroceso, sino que es fundamental para que nuestro ojo quede perfectamente alineado (tanto en altura como en perspectiva) con la banda y el punto de mira. De esta manera conseguiremos que nuestro disparo vaya exactamente donde queremos.

Ahora, con la culata GOODSHOOT, podemos regular todas estas medidas en cualquier momento y con­seguir un ajuste total.

¿Interesado? Ponte en contacto con nostros:

CUÉNTANOS ALGO DE TI...

¿QUIERES CONTARNOS ALGO?

* Y A CONTINUACIÓN DINOS DESDE DÓNDE NOS ESCRIBES...